Dedicación a la sacralidad de Fondo Bahá'í

Compilado por la Asamblea Espiritual Nacional de Azerbaiyán

1. Yo y

Mi Sobre

En todo tiempo y en todas condiciones Dios ha estado completamente independiente de sus criaturas.  

—El Báb

 

Si una persona está dispuesta a hacer su ofrenda con el mayor contento, su aceptación es permisible, de lo contrario nuestro Señor misericordioso es independiente de toda la humanidad.

—Bahá’u’lláh 

 

Esta es la historia de un viaje personal para descubrir la sabiduría de los Escritos Bahá'ís acerca de las ofrendas hechas en el camino de Dios. Debe tenerse en cuenta que las historias y experiencias compartidas en estos boletines están inspiradas en la exploración de la naturaleza espiritual de las contribuciones bahá'ís. Cada persona debe estudiar independientemente los Escritos sagrados y extraer las gemas de guía divina de su propio viaje de vida. Para mí, tomó una decisión muy consciente para calmar mi temor de dar y dar de todo corazón, generosamente y sacrificialmente dar en el camino de Dios. Mi viaje comenzó con el estudio de los Textos Sagrados, y al principio no experimenté un cambio en la conciencia. Tuve que pedir sinceramente a Bahá'u'lláh que me guiara en el cumplimiento de mis obligaciones espirituales con el Fondo Bahá'í. Sólo entonces he cosechado las recompensas espirituales.

Si el pueblo percibiera la dulzura de los mandamientos ordenados por Dios y descubriera los beneficios que se derivan de ellos, ciertamente los llevaría a cabo con la mayor alegría y afán. Rogamos al único y verdadero Dios que ayude a todos a observar lo que le es agradable y aceptable.

Bahá’u’lláh

En todos estos viajes el viajero no debe alejarse de la "Ley", ya que éste es precisamente el secreto del "Camino" y el fruto del Árbol de la "Verdad" ... debe aferrarse a la túnica de la obediencia A los mandamientos.

Bahá’u’lláh

 

Hoy escribo sobre mi experiencia personal con el Fondo Bahá'í. Llegué a creer que el secreto en esta "Senda" está reservado para aquellos que se aferran a la túnica de la obediencia y cumplen los mandamientos de Dios con la mayor alegría y afán. Reconocer simplemente que las contribuciones son buenas no revela los beneficios místicos ocultos en élla. 'Abdu'l-Bahá dice: "Admitir que la salud es buena no constituye salud." Por lo tanto, en este viaje, el viajero debe emprender sin temor el camino del sacrificio antes de participar de sus maravillosos beneficios espirituales.

Abdu'l-Bahá, Centro de la Alianza de la Fe Bahá'í

 

Admitir que la salud es buena no constituye salud …

‘Abdu’l-Bahá

No penséis que os hemos revelado un mero código de leyes. Antes bien, hemos roto el sello del Vino selecto con los dedos de la fuerza y del poder.

Bahá’u’lláh

Si "Dios, en todo tiempo y bajo todas las condiciones, ha sido totalmente independiente de Sus criaturas", entonces ¿entonces por qué estamos contribuyendo al Fondo? ¿Qué sucede cuando damos generosamente o sacrificadamente? ¿Es la contribución al Fondo Bahá'í una simple transacción de dinero efectivo? ¿Cómo nos ayuda a percibir la dulzura de los mandamientos ordenados por Dios y descubrir los beneficios que surgen de ellos? ¿De qué manera es una gota del Vino selecto?

En las Sagradas Escrituras Bahá'ís, está absolutamente claro que Dios es independiente de lo mundano. Entonces, seguramente la contribución no es para la prosperidad de Dios! Debe haber otro propósito. Como seres humanos, vemos la "caja del Fondo", unos cuantos "sobres", y a alguien titulado "Tesorero" que recoge los sobres y reporta a la comunidad lo que él / ella encontró en ellos. ¿Es esto lo que nuestro gran Dios está haciendo? ¿Acaso sólo recoge dinero de sus criaturas?

Tesorero

Algunos de nosotros colocamos nuestro dinero dentro del sobre, lo damos al tesorero y luego centramos toda nuestra atención en cómo la Asamblea gasta "nuestro dinero". A veces, los amigos incluso desarrollan el coraje para discutir el asunto entre sí. Si están de acuerdo con los gastos de la Asamblea, dan más; De lo contrario dejan de contribuir en conjunto. Esta reacción gradualmente lleva a la comunidad lejos de las bendiciones espirituales y la transformación prometida por las Escrituras Sagradas. Obviamente esta reacción no es universal, pero sí sucede. Yo mismo fui víctima de ello. A pesar de que físicamente había dado "mi sobre" al tesorero, una parte de mi conciencia estaba unida a "mi sobre". Solía ​​sentarme con amigos en una taza de té y discutir las áreas donde pensaba que la Asamblea podría tener Gastó los fondos mejor-imprimió más libros, compró mejores materiales, contrató mejores contratistas, etc. Esto no quiere decir que la Asamblea no debería gastar los fondos sabiamente, pero ¿es ese el propósito de dar? ¿Está haciendo una ofrenda en el camino de Dios como comprar un teléfono nuevo, donde uno solo está contento si el teléfono se adapta a sus deseos?

Lamentablemente, así fue como percibí las contribuciones en el camino de Dios. Mi actitud velaba mi espíritu, y cuanto más preguntas planteaba acerca de "mi sobre", comencé a cuestionar más a las instituciones. 'Abdu'l-Bahá dice: "Como tenéis fe, así serán vuestros poderes y bendiciones." En vez de implorar a Bahá'u'lláh que aceptara mis contribuciones, yo me mantuve psicológicamente preocupado pror "Mi sobre!" Y quería saber lo que le sucedió. Esa era mi preocupación. De hecho, ni siquiera le pedí a Dios que aceptara mis ofrendas hasta que un día, en presencia de un distinguido orador bahá'í, escuché un versículo que cambió mi vida para siempre. El orador dijo que si el contribuyente da incluso con un grano de descontento, la contribución no será aceptada a la vista de Dios.

Si una persona está dispuesta a hacer su ofrenda con el mayor contento, su aceptación es permisible, de lo contrario nuestro Señor misericordioso es independiente de toda la humanidad.

Bahá’u’lláh

 

La aceptación de los ofrecimientos depende del espíritu de alegría, camaradería y bienestar que manifiesten las almas rectas que cumplen este mandato. Si esa es la actitud, su aceptación está permitida, pero no de otro modo. Verdaderamente tu Señor es el Todo Suficiente, el Todo Alabado.

Bahá’u’lláh

 

Si Bahá'u'lláh no estaba dispuesto a aceptar mis contribuciones, ¿a quién iba a dar "mi sobre"? El discurso del orador esa noche sacudió mi espíritu y me decepcioné, incluso avergonzado, conmigo mismo. Sentí como si me estuviera hundiendo en mi silla mientras el orador continuaba su charla. Después de la reunión, decidí dedicar todo el mes del ayuno a implorar a Bahá'u'lláh que tuviera misericordia de mí y abriera mis ojos. Nunca olvidaré la oración rápida que recité ese año en la página 294-298 de mi libro de oraciones Bahá'í de Azerbaiyán.

Abre mis ojos, oh mi Señor, y los ojos de todos los que te han buscado ... No me cuentes entre aquellos que leen tus palabras y no encuentran tu dádiva oculta que por tu decreto está contenida en ellas y que vivifica las almas de tus criaturas y los corazones de tus siervos.

Bahá’u’lláh

 

La Gracia de Bahá'u'lláh me guió. Unos años más tarde, en presencia de otro orador bahá'í, que se dirigió a la juventud con gran sentido del humor, oí esta historia de Ḥájí Amín. El orador dijo que Bahá'u'lláh había nombrado Ḥájí Amín como el Fideicomisario de Ḥuqúqu'lláh (el Derecho de Dios). Ḥájí Amín solía viajar por diferentes ciudades y países para visitar a sus amigos, y desde que por Bahá'u'lláh fue nombrado Su Fideicomisario, sus amigos hicieron sus contribuciones para entregarlo a Bahá'u'lláh. Ḥájí Amín fue un ardiente sirviente y sirvió durante décadas hasta la época de Shoghi Effendi. En uno de sus viajes durante el tiempo de 'Abdu'l-Bahá, Ḥájí Amín viajó miles de kilómetros a pie, a pesar del mal tiempo y de las difíciles condiciones del camino. Rezó continuamente por protección contra ladrones de carreteras y finalmente llegó a Akká con una gran suma de contribuciones. Después de instalarse, Ḥájí Amín meticulosamente preparó su informe, depositó todas las contribuciones en una bonita bolsa de tela y esperó a ser convocado por 'Abdu'l-Bahá. Ḥájí Amín debió de estar alegre en su corazón para presentar una cantidad muy necesaria de dinero a su Señor.

Ḥájí Amín con un grupo de amigos en Baku alrededor de 1915

Dios, en todo tiempo y bajo todas las condiciones, ha sido totalmente independiente de Sus criaturas.

The Báb

 

El día de su encuentro con 'Abdu'l-Bahá, el orador dijo, Ḥájí Amín entró en la habitación donde Su Santidad estaba presente. Él colocó respetuosamente la elegante bolsa de contribución delante de 'Abdu'l-Bahá, quien confirmó la gracia que Dios ya había aceptado las contribuciones generosas y sacrificiales de los amigos en el camino de Dios y les deseaba bendición. Ḥájí Amín esperó pacientemente a que le preguntaran por su informe, pero 'Abdu'l-Bahá preguntó por los amigos amados en cada localidad, su unidad, su firmeza, a veces llamándolos por sus nombres. Como la conversación continuó un hombre entró en la habitación y pidió ayuda financiera, indicando que él estaba en una difícil situación. 'Abdu'l-Bahá simpatizó con el hombre y oró para que Dios resolviera sus dificultades. Luego señaló la bolsa de tela delante de Él y le pidió al hombre que la tomara. Con gratitud, el hombre tomó la bolsa y se fue. Mientras 'Abdu'l-Bahá continuaba con la conversación, Ḥájí Amín cayó en un estado de angustia. No pudo concentrarse y se sintió profundamente preocupado por cómo 'Abdu'l-Bahá decidió regalar una cantidad tan grande de dinero destinado a la Causa.

El orador continuó con la historia, afirmando que Ḥájí Amín dejó la presencia de 'Abdu'l-Bahá en absoluta confusión, molesto por el uso de' Abdu'l-Bahá del dinero. La fe inquebrantable de Ḥájí Amín -la misma fe que lo llevó a caminar por miles de kilómetros--le enfrentó a una prueba. Es imposible interpretar el significado de la prueba, pero la experiencia ciertamente ayudó a dar forma a la perspectiva de Amín sobre el dar. Tal vez el llamado de Bahá'u'lláh para que los amigos contribuyan no se centra en recaudar dinero sino en permitir una transformación mucho más profunda: el desarrollo del amor, el sacrificio y la generosidad en nuestros corazones. El propósito principal de dar puede ser cumplido en el momento en que comencemos a manifestar estas cualidades, no cuando se realiza nuestro deseo para el uso de los fondos.

Cuando una ofrenda estaba adornada con la gloria de Su aceptación y reportada por Jináb-i-Amín, dos veces esa cantidad fue ordenada a ser pagada a los pobres y los necesitados. A esto da testimonio todo hombre de mentalidad justa, y aquellos que son veraces y dignos de confianza.

Bahá’u’lláh

Ḥájí Amín habría bromeado, '' Abdu'l-Bahá es el Centro del Pacto de Dios, y el Misterio de Dios en la tierra, ¡pero no un contador! "Y tenía razón. La declaración de Bahá'u'lláh arriba y el gesto de 'Abdu'l-Bahá hacia el pobre hombre no parecen hechos por contabilidad. Dios no sólo es independiente de las contribuciones ofrecidas por sus criaturas, sino que da a los pobres y necesitados el doble de la cantidad que recibe. La historia de Ḥájí Amín me hizo pensar en los días que solía cuestionar los gastos de la Asamblea durante meses después de haber dado "mi sobre" al tesorero. La historia me enseñó que "mi sobre" llegó a su destino en el momento en que Dios aceptó mi actitud, así como un feto se le asignó un espíritu en el momento de la concepción, no nueve meses más tarde, cuando el niño nace. Mi enfoque de "mi sobre" cambió después de que me di cuenta de que tenía el potencial de ser confirmado con bendiciones divinas en el momento de dar. Todo lo que tenía que hacer era desarrollar la actitud de máximo placer y alegría, no ... la insistencia, para participar de las bendiciones de Dios.

Si alguien, con sumo placer y alegría, y aún con insistencia, desea participar de esta bendición, puedes aceptar. De otro modo, aceptarlo no es permisible.

Bahá’u’lláh

 

El viaje continúa ...  

 

Capítulo siguiente:  Grado de sacrificio

This site is administered by the National Spiritual Assembly of the Bahá'ís of Azerbaijan.  The material presented here was first published in 2001 through 2006.  For questions regarding this site kindly 

contact us at:  AzerbaycanBahaiIcmasi@gmail.com

© All rights reserved