Dedicación a la sacralidad de Fondo Bahá'í

Compilado por la Asamblea Espiritual Nacional de Azerbaiyán

4. El Nuevo Orden Mundial de Bahá'u'lláh y Mi Sobre

De dos filas entre los hombres se ha apoderado del poder: reyes y eclesiásticos.

Bahá’u’lláh

Cada bahá'í... debe darse cuenta de la grave responsabilidad que tiene que asumir a este respecto [el Fondo Bahá'í].

Shoghi Effendi

Todos, por modestos que sean sus recursos, deben participar.

Shoghi Effendi

 

En ediciones anteriores de The Roaring Fountain, los conceptos de sacrificio, generosidad y devoción fueron brevemente discutidos en relación con el Fondo Bahá'í, pero ¿qué pasa con la participación? ¿Quién en la comunidad bahá'í es invitado a participar en el proceso? Vemos el mundo alrededor de nosotros evolucionando rápidamente. El impulso hacia la globalización y el multiculturalismo es cada vez mayor, y con él, la cara del mundo se está transformando. Aunque el poder, los derechos y la responsabilidad estaban tradicionalmente en manos de unos pocos, el poder se ha dispersado, se han reconocido los derechos humanos fundamentales y cada vez más se cree que el mundo está interconectado y que todas las naciones y todas las personas, Grandes o pequeños, contribuyen a un todo mayor. Es en este contexto que la Revelación de Bahá'u'lláh allana el camino para las contribuciones universales en el camino de Dios, una parte integral del "surgimiento de una comunidad mundial".

La aparición de una comunidad mundial, la conciencia de la ciudadanía mundial, la fundación de una civilización y una cultura mundiales -todas las cuales deben sincronizarse con las etapas iniciales del desarrollo de la Edad de Oro de la Era Bahá'í- deberían, La naturaleza, se considerará, en cuanto a esta vida planetaria, como los límites más lejanos en la organización de la sociedad humana, si bien el hombre, como individuo, tendrá que hacerlo como resultado de tal consumación, continuará indefinidamente al progreso y desarrollar.

Shoghi Effendi

 

Cuando yo era un joven, yo estaba fascinado por la historia antigua y cómo las grandes civilizaciones gobernaban el mundo. La majestad de los reyes y gobernantes, su poder y suprema soberanía, sus grandes palacios, reinos y coronas, todos cautivaron mi imaginación. Solía ​​visitar la biblioteca cerca de nuestra casa para ver libros y pinturas del antiguo Imperio Romano, los faraones egipcios y los reyes persas. Aprendí que los persas gobernaban casi la mitad de la población mundial desde su capital en Shíráz. Y recuerdo lo intrigado que solía ser por los dibujos coloridos de las multitudes que se alineaban frente al palacio de los reyes, Persépolis, para hacer ofrendas con ocasión de Naw-Rúz. 

Persépolis en Shíráz donde las masas de gente vinieron a pagar respeto al Rey y ofrecer contribuciones

En una de las fotos de Persépolis, noté que la gente se acercaba al rey, con las cabezas inclinadas en adoración, buscando su buen placer. Le pregunté a mi padre por qué la gente trajo tanta comida para el rey? ¿No tenía suficiente comida? Mi padre explicó que antes de la Revelación de Bahá'u'lláh, las personas ofrecían lo que podían a los reyes, que oraban por el mundo, daban a los eclesiásticos en nombre de su reino, y construían iglesias, mezquitas y monasterios. Mi padre era un administrador de Ḥuqúqu'lláh en nuestra comunidad y dijo que la Revelación de Bahá'u'lláh había cambiado esta responsabilidad de ofrecer en el camino de Dios de los reyes a los individuos; Y así nació el principio de la participación universal.

Las enseñanzas bahá'ís han redefinido la naturaleza de las contribuciones en el camino de Dios para una humanidad progresiva que ha llegado a su adolescencia. El nuevo Orden Mundial de Bahá'u'lláh, desplegado en 1863, ha transformado completamente la distribución de la riqueza en el mundo. Bahá'u'lláh tomó el poder del mundo, los recursos naturales y el capital, previamente controlados por los reyes, y lo extendió a la gente del mundo. Él inspiró a la humanidad a buscar la democracia, la justicia social, la federalización y la igualdad, al mismo tiempo que fomentaba la construcción comunitaria de base. Y como fue encarcelado por el decreto real de los reyes turcos e iraníes en la década de 1860, Bahá'u'lláh hizo una de las declaraciones más revolucionarias de la historia humana.

De dos filas entre los hombres se ha apoderado del poder: reyes y eclesiásticos.

Bahá’u’lláh

La profecía de Bahá'u'lláh pronto se cumplió a principios del mismo siglo, ya que todos los reinos del mundo cayeron en manos de la gente, uno tras otro -entre ellos Turquía, Irán, Rusia, Francia, España, China y muchos otros . Aunque algunos reyes permanecen en el mundo hoy, ellos no gobiernan al pueblo, porque "el poder ha sido tomado" de ellos. Es este cambio fundamental en el curso de la civilización humana, decretado por Bahá'u'lláh, el que inició el cambio de responsabilidad por contribuir en el camino de Dios -desde los reyes, que controlaban la riqueza del mundo, a todo ser humano sin importar Estatus social, edad, género, educación, empleo y posesiones materiales. Los pueblos del mundo se han convertido en reyes de sus propias vidas; En la comunidad bahá'í, a hombres y mujeres se les ha dado el derecho igual de contribuir en el camino de Dios, mientras que a los niños y jóvenes se les anima a embarcarse en una vida de generosas donaciones. Pero este cambio en la conciencia humana también fue acompañado por palabras de precaución.

Cada bahá'í ... debe darse cuenta de la grave responsabilidad que tiene que asumir a este respecto [el Fondo Bahá'í]…

Shoghi Effendi

La palabra "cada" es bastante clara para mí, pero tuve que abrir el diccionario para entender una responsabilidad "grave". Grave significa serio, firme, pesado y crucial. El cambio de riqueza de los reyes a los ciudadanos del mundo asignó una "grave responsabilidad" a todas las personas para dar generosamente y sacrificialmente en el Camino de Dios.

Dar al Fondo ... es un privilegio espiritual ... del cual ningún creyente debe negarse a sí mismo. Es a la vez una responsabilidad y una fuente de recompensa.

La Casa Universal de Justicia

 

Estas citas responden a nuestra pregunta sobre quién debe participar en el Fondo Bahá'í: "Cada Bahá'í" porque "ningún creyente debe negarse a sí mismo" del privilegio. Si queremos ser parte de la progresiva civilización de Dios en la era de la madurez de la humanidad, debemos adoptar una nueva actitud de generosidad y de dar. Prestemos más atención al lenguaje de esta era de la adolescencia.

¡OH HIJO DEL SER! Ámame, para que Yo te ame. Si tú no Me amas Mi amor jamás llegará a ti. Sábelo, oh siervo..

Bahá’u’lláh

Cuando los niños son jóvenes, los padres nunca dicen: "Ame que te pueda amar", porque aman a sus hijos sin esperar nada a cambio. El amor de Dios es igualmente incondicional. Pero a medida que los niños se hacen adultos, tienen una relación más madura con sus padres. Deben mostrar amor para apreciar mejor el amor de sus padres. De la misma manera, en la Revelación de Bahá'u'lláh, en esta era de madurez humana, el verdadero Amado exige amor para que no nos prive de Su recompensa: "Si no Me amas, Mi amor no te alcanzará. Esto, oh siervo!  

 

¿Por qué las Sagradas Escrituras bahá'ís ponen tanto énfasis en la participación universal? ¿Por qué las escrituras dicen que "todos ... deben participar"? Aunque no hay una respuesta real a tal pregunta, los bahá'ís creen que, como un médico, Bahá'u'lláh dio al mundo un remedio para los problemas únicos de hoy.

El Médico Omnisciente tiene su dedo en el pulso de la humanidad. Él percibe la enfermedad, y prescribe, en Su sabiduría infalible, el remedio. Cada edad tiene su propio problema, y ​​cada alma su aspiración particular. El remedio que el mundo necesita en sus aflicciones actuales no puede ser nunca el mismo que el que una edad posterior pueda requerir.

Bahá’u’lláh

Debemos ser como la fuente o la primavera que se está vaciando continuamente de todo lo que tiene y que se rellena continuamente de una fuente invisible. Estar dando continuamente por el bien de nuestros semejantes sin temor a la pobreza y dependiendo de la bondad infalible de la Fuente de toda la riqueza y todo bien, este es el secreto de la vida correcta.

Shoghi Effendi

Los tiempos han cambiado. Tan recientemente como hace algunas décadas, durante una era de granjas colectivas en la Unión Soviética, la gente no acumulaba riqueza. Todas las propiedades, casas, terrenos, negocios, fábricas e incluso la cosecha de las granjas pertenecían al Estado. Hoy vivimos en un mundo diferente, donde todos poseen cosas. Incluso los niños tienen su propia habitación, teléfono, computadora y vehículo. Es la propiedad la que lleva consigo la "grave responsabilidad" de disciplinar nuestros corazones, mentes y acciones para ser generosos y devolver sacrificiosamente a nuestro mundo. Esta disciplina, a su vez, está prometida para servir como un remedio divino, para traernos un conocimiento superior, el amor por la humanidad y el respeto propio, y para llevar a la prosperidad global.  

 

La apatía sobre la generosidad aleja a la humanidad de este remedio, a una vida de apego, egoísmo, ego y avaricia. Los signos de una vida tan indeseable son fácilmente evidentes en nuestro mundo, y el consejo del "Médico Divino" tarde o temprano será el único remedio. A medida que nos hacemos más ricos en nuestras vidas, debemos esforzarnos por aumentar correspondientemente el grado de nuestra generosidad para asegurar que siempre damos sacrificiosamente. No podemos tener miedo; El mismo Dios generoso que nos dio nuestra riqueza llenará nuestras tazones una y otra vez. "Este es el secreto de la vida correcta!"

 

Uno no puede negar los cambios rápidos en nuestra sociedad. Esta es una prueba del enorme impacto de la Revelación de Bahá'u'lláh. Nuestras vidas sirven como un viaje para descubrir las perlas de la sabiduría que nos ha dado el "Médico Divino". Y este viaje es para todos.

En este viaje el buscador es testigo de una miríada de cambios y transformaciones, confluencias y divergencias. Contempla las maravillas de la Divinidad en los misterios de la creación y descubre los caminos de la guía y los caminos de Su Señor. Tal es la estación alcanzada por los que buscan a Dios, y tales son las alturas alcanzadas por aquellos que se apresuran a Él.

Bahá’u’lláh

 

Cualquier bahá'í puede dar a los fondos de la causa, adulto o niño.

Shoghi Effendi

 

El viaje continúa .…

Siguiente Capítulo: ¿Puede el Espíritu Santo encontrarme?

This site is administered by the National Spiritual Assembly of the Bahá'ís of Azerbaijan.  The material presented here was first published in 2001 through 2006.  For questions regarding this site kindly 

contact us at:  AzerbaycanBahaiIcmasi@gmail.com

© All rights reserved