Dedicación a la sacralidad de Fondo Bahá'í

Compilado por la Asamblea Espiritual Nacional de Azerbaiyán

Dar al Fondo ... es un privilegio espiritual, no abierto a aquellos que no han aceptado Bahá'u'lláh, del cual ningún creyente debe negarse a sí mismo. Es a la vez una responsabilidad y una fuente de recompensa.

'La Casa Universal de Justicia

 

... bajo ninguna circunstancia los creyentes deben aceptar ayuda financiera de no-bahá'ís para su uso en relación con actividades administrativas específicas de la Fe ... porque las instituciones que los bahá'ís están construyendo gradualmente están en la naturaleza de los dones de Bahá'u ' Lláh al mundo ...

Shoghi Effendi

 

El último número de The Roaring Fountain presentó una contribución al Fondo Bahá'í como un privilegio espiritual único reservado para cada bahá'í. La palabra "privilegio" fue examinada, y se ofrecieron ideas sobre por qué las contribuciones al Fondo Bahá'í sólo pueden provenir de "aquellos que han aceptado Bahá'u'lláh". Leer las Sagradas Escrituras sobre este "privilegio reservado a todos los bahá'ís" debe ayudar a avanzar en su camino espiritual para dar generosamente y sacrificialmente en el camino de Dios, pero esto no siempre es así. 

 

¿De qué tenemos miedo? ¿Y de dónde viene este miedo? ¿Por qué los bahá'ís demoramos al dar? ¿Qué nos impide ser valientes y generosamente descargando nuestra riqueza? En mi caso, algo en mi cabeza susurró: "¡Esperemos y veamos qué sucede! Siempre podemos dar la próxima vez! Vamos a ver si el Fondo realmente necesita el dinero, y luego podemos contribuir! "Estos pensamientos me paralizaron; Mis manos ni siquiera me metían en el bolsillo. Recuerdo que un año esta parálisis me mantuvo inmóvil durante 16 meses bahá'ís, y antes de que yo lo supiera, ¡nuestro tesorero hablaba de Naw-Rúz!

 

¿Cuáles fueron las barreras psicológicas que me impidieron emprender este importante viaje espiritual en el que estamos seguros de la confirmación? ¿De dónde provienen estas barreras? ¿Mi vida personal? ¿Mis emociones? ¿Mi intelectualismo? ¿Mi cultura? ¿Los he heredado de mis antepasados? Obviamente cada uno de nosotros necesita reflexionar sobre nuestros bloqueos mentales y descubrir qué puede abrir nuestros corazones al privilegio de la generosidad. 

El realismo cultural e intelectual heredado en nuestras raíces

 

Bahá'u'lláh ha cambiado para siempre la definición de las contribuciones en el camino de Dios, como se discutió en un número anterior de The Roaring Fountain. A nuestros antepasados ​​se les pidió "hacer contribuciones", mientras se nos pide "hacer contribuciones generosas y con sacrificio". Este es un cambio significativo, que demuestra nuestra evolución social desde la infancia hasta la adolescencia. Aquellos que han entrado en una relación con Bahá'u'lláh en esta nueva era deben hacer todo lo posible para liberarse de las tradiciones del pasado y alinearse con los principios de este Nuevo Orden Mundial.

Una de las barreras psicológicas que impide que los creyentes sean generosos al contribuir en el camino de Dios es una mentalidad tradicional de "nezir box". Nezir significa donación, caridad o limosna. Durante siglos, cajas de ácaros, cajas de saisen y otras cajas de donación similares han ayudado a las religiones del mundo a recaudar contribuciones. Durante la industrialización, las naciones del mundo desarrollaron mercados regionales, y la agricultura dio paso a la manufactura. La población comenzó a recibir ingresos en billetes, y el papel de las cajas de nezir se hizo crucial. Las cajas de Nezir en Azerbaiyán han servido bien a la comunidad. Durante siglos, nuestros devotos hermanos y hermanas han visitado sus instituciones religiosas locales y han dejado sus contribuciones dentro de una caja. Pero se ha convertido en una tradición sin sentido despojada de sus facetas espirituales originales.

 

Nosotros, los bahá'ís, honramos el profundo patrimonio cultural grabado en nuestros corazones, pero también nos levantamos para buscar nuevas fronteras en nuestro camino espiritual. La raíz de la "caja nezir" en realidad se remonta a una cultura más profunda de la "oferta nezir". En tiempos de nuestros antepasados, aquellos que deseaban contribuir en el camino de Dios hicieron un deseo significativo (niyyet) en sus corazones, preparado Una ofrenda en forma de comida o dulces, se dividió en pequeñas porciones, rodeó el vecindario, tocó en cada hogar, y con la mayor humildad ofreció las bendiciones a los amigos, la familia, los pobres y los enfermos.

 

Durante estas "ofrendas nezir", la familia que daba tardaba días en preparar la comida y la distribuía con la máxima elegancia y gracia, a menudo llevando sus mejores ropas. A veces la comida se ofrecía en hermosas placas de plata que estaban diseñadas artísticamente. Mientras preparaba el nezir, era costumbre en Azerbaiyán recitar los Sagrados Versículos revelados por Dios. Los ancianos continuamente rodearon la olla y oraron en silencio. Cada miembro de la familia que da, ayudó, ofreciendo tiempo, trabajo y posesiones con una actitud generosa, sacrificial y reverente. Las ofrendas de Nazir en Azerbaiyán han sido siempre multiculturales, con ofrendas hechas a todos iguales: musulmanes, lezístas, bahá'ís, kurdos, armenios y rusos. Los azerbaiyanos llevan sus ofrendas de su corazón a cada hogar. Qué práctica tan hermosa es esto, y cuán afortunados somos de haber heredado tales delicias culturales de nuestros antepasados. En realidad, lo que la familia lleva a su comunidad no es comida, sino un humilde testimonio del amor y la generosidad de Dios. De alguna manera creo en mi corazón que la filosofía detrás de las "ofrendas nezir" de nuestros antepasados ​​es similar al espíritu del consejo de Bahá'u'lláh con respecto a las contribuciones en el camino de Dios.

Este tipo de oferta nezir sigue existiendo en nuestra cultura, y todos la aprecian, pero la gente de hoy está demasiado ocupada y vive demasiado lejos una de la otra para organizar las ofrendas de alimentos. Me considero afortunado de haber nacido y criado en una sociedad donde la oferta nezir era el fundamento de la generosidad y el sacrificio de la comunidad. Puedo atestiguar que sentí el amor que la oferta del nezir trajo a mi casa ya mi corazón. Si se hace con amor, la oferta nezir tiene la capacidad de sacar lo mejor de nosotros. Es una manera significativa y humilde de practicar la generosidad y desencadenar la unidad y la armonía en el barrio. En el momento en que la campana sonó y el tazón fue entregado, nos emocionadamente corrió a abrir la puerta. La familia que daba estaba radiante, humildemente ofreciendo la bandeja, sonriendo, y deseándonos que la disfrutáramos. Estos recuerdos todavía traen lágrimas de alegría a mi cara, incluso décadas después. 

Que todos los azerbaiyanos conscientes que han experimentado ofertas nezir tomen un momento para reflexionar sobre la naturaleza del intercambio entre la familia que da y la familia receptora. ¿Qué pasa con el intercambio entre los dos que es diferente de la caída de efectivo en un cuadro nezir? La diferencia es simple: la ofrenda capta el corazón humano en un profundo despliegue espiritual de amor y generosidad. Antes de una ofrenda, la gente piensa profundamente; La gente hace un esfuerzo unido; Y la gente actúa por devoción, no obligación.

 

Cuando entrego mi sobre a mi tesorero de la Asamblea, abrazo las actitudes de mis antepasados ​​enraizadas en su ofrenda nezir. Concentro mi atención en el intercambio significativo y el gesto de amor, una actitud totalmente distinta a la de poner dinero sin pensar en una caja. Imagínese si una familia trajo sus restos de comida a su casa en medio de la noche y lo dejó en la puerta principal. No sabrías quién hizo la ofrenda, ni tampoco la ofrenda parece sacrificial. ¿Conectaría su corazón con el del contribuyente? Cuando mis vecinos trajeron la ofrenda nezir a mi casa, reconocimos sus ofrendas; Nuestra interacción amorosa era una reminiscencia del amor que sentimos cuando ponemos nuestro nombre en un sobre, lo entregamos al tesorero y recibimos un recibo de la Asamblea. Con la actitud correcta, esto puede ser una interacción significativa con nuestro Señor, nuestro amado.

 

Todas las donaciones y contribuciones deben ser ofrecidas al Tesorero de la Asamblea ...

Shoghi Effendi

Reconocimiento de las contribuciones recibidas de Jinab Aqa Farac Qasimov de Baku por tres (3) Libra inglesa

'Abdu'l-Bahá escribió, con su propia letra, agradecimientos a cada colaborador. Hoy, la Casa Universal de Justicia emite cartas de agradecimiento a todos los contribuyentes de todo el mundo. Por lo tanto, debe haber un significado para crear esta conexión entre contribuyente y tesorero. Es cierto que escribir nuestros nombres en el sobre hace que sea más fácil para el tesorero comprobar si el contribuyente era de hecho bahá'í, pero tal vez haya más. Tal vez uno de los misterios de la divulgación de nuestros nombres en el sobre es añadir significado a la experiencia para nosotros, para crear una interacción más personal y significativa con nuestro Señor.

 

No se requiere que las cajas del Fondo sean incluidas en los centros bahá'ís; Sin embargo, cada Asamblea es libre de decidir si una caja del Fondo, en un lugar digno bajo la supervisión del tesorero, es beneficiosa para el desarrollo de la comunidad. En tales ocasiones, en el recuadro del Fondo figuran instrucciones claras sobre cómo contribuir; Cuando los seguimos, podemos contemplar y apreciar la santidad de nuestra ofrenda. Podemos tratar la contribución como una "oferta nezir", no una "caja nezir".

 

Incluso cuando hacemos contribución con la actitud correcta, otra barrera es nuestra vergüenza. Nunca tuve una explicación de por qué me abstuve de divulgar mi nombre en el sobre, a pesar de que Dios es claramente consciente de mis contribuciones. Él dice: "Nada ... puede escapar de mi conocimiento". Si soy completamente honesto conmigo mismo, sin embargo, puedo identificar una razón; mis pequeñas contribuciones fueron por qué nunca puse mi nombre en el sobre. Creo que me preocupaba que el tesorero se enterara de que no estaba dando mucho. Esto obviamente no debería ser una barrera; Sin embargo, a medida que pasaba por mi viaje espiritual, aprendí que mi conciencia ayudó a enseñarme si realmente era ser generoso y sacrificar. Nadie en este mundo puede decir a un bahá'í cuánto dar. Incluso los padres no pueden instruir a sus hijos, pero nuestra propia conciencia es un gran guía.

Nada de todo lo que ha sido creado en los cielos o en la tierra puede escapar de Mi conocimiento, y yo soy el Verdadero, el Conocedor de las cosas invisibles.

Bahá’u’lláh

 

Incluso si logré esconder mi identidad con éxito del tesorero, me di cuenta de que nunca podría ocultarla a Dios, el Omnisciente. Cuando visité el Centro Mundial Bahá'í en peregrinación, me dieron el honor de colocar mi frente en el Santísimo Umbral del Santuario de Bahá'u'lláh. Había aprendido que el guardián del Santuario se levantó temprano en la mañana para preparar ramos de rosas frescas y colocar pétalos de rosa en el Umbral donde los peregrinos colocaban sus frentes. Las fragancias de los pétalos de rosas eran impresionantes, ya veces los peregrinos querían llevarlos a casa con ellos; En ocasiones, el cuidador del Santuario gracia a los peregrinos con pétalos secos para poner en medio de sus libros de oración. 

 

Un día, una pareja recién casada visitó el Santuario y decidió inclinar sus cabezas en el Umbral juntos para pedir bendiciones en su matrimonio. Como la esposa estaba profundamente arrebatada en oraciones con los ojos cerrados, el marido notó los hermosos pétalos de rosa; En absoluta humildad y amor por su Creador, comenzó a colocar unos pedales dentro de su libro de oraciones. Cuando la esposa abrió los ojos y notó que su esposo tomaba pétalos de rosa del Umbral Santo, le dio "la mirada"! Sin vacilar, el marido comenzó a poner delicadamente los pedales de rosa. Se dio cuenta del error de sus caminos. Como seres humanos creemos que si nadie nos puede ver, hemos ocultado con éxito nuestra identidad y las cajas nezir son de una manera que oculta nuestra identidad.  

Todas las donaciones y contribuciones deben ser ofrecidas al Tesorero de la Asamblea ...

Shoghi Effendi

Nada de todo lo que ha sido creado en los cielos o en la tierra puede escapar de Mi conocimiento, y yo soy el Verdadero, el Conocedor de las cosas invisibles.

Bahá’u’lláh

 

El temor de Dios ha sido siempre una defensa segura y una fortaleza segura para todos los pueblos del mundo. Es la causa principal de la protección de la humanidad, y el instrumento supremo para su conservación. De hecho, existe en el hombre una facultad que le disuada y lo protege de lo que es indigno e indecoroso, y que se conoce como su sentido de vergüenza.

Bahá’u’lláh

 

El próximo número de la Fuente Roaring discutirá otros aspectos de nuestras vidas personales, emociones, intelectualismo y cultura que crean bloqueos psicológicos para participar en el Fondo Bahá'í.

 

El viaje continúa …

Capítulo siguiente: Tradiciones

This site is administered by the National Spiritual Assembly of the Bahá'ís of Azerbaijan.  The material presented here was first published in 2001 through 2006.  For questions regarding this site kindly 

contact us at:  AzerbaycanBahaiIcmasi@gmail.com

© All rights reserved