Dedicación a la sacralidad de Fondo Bahá'í

Compilado por la Asamblea Espiritual Nacional de Azerbaiyán

[...] los llamamientos de carácter general, cuidadosamente redactados y conmovedores y dignos de tono son bienvenidos en todas las circunstancias, [pero] debe quedar enteramente a la discreción de todo creyente conciente decidir sobre la naturaleza, la cantidad y el propósito de su Su contribución.

Shoghi Effendi 

 

Todas las donaciones y contribuciones deben ser ofrecidas al Tesorero de la Asamblea, con el propósito expreso de promover los intereses de la Causa, en toda esa localidad o país.

Shoghi Effendi

 

En ediciones anteriores de The Roaring Fountain, discutimos el papel del individuo en desencadenar las recompensas espirituales del Fondo Bahá'í. La historia de 'Abdu'l-Bahá y el creyente en Akká fue un buen ejemplo de cómo nuestra obstinada voz interior puede retenernos de los "rayos sanadores y vivificantes del Espíritu Santo". En este número, examinaremos la responsabilidad de la Asamblea Espiritual y su tesorero. La Casa Universal de Justicia insta a las Asambleas Espirituales a participar activamente en la "responsabilidad directa e inevitable" de educar a los amigos sobre los "principios espirituales relacionados con las contribuciones de Bahá'í". Este deber es tan vital que la Casa de Justicia advierte Asambleas Espirituales, Afirmando que "el fracaso en educar a los amigos" equivale a "privarlos conscientemente de los beneficios espirituales que se derivan de dar en el camino de Dios".

Un corolario de la obligación sagrada de los amigos de contribuir a los Fondos de la Fe es la responsabilidad directa e inevitable de cada Asamblea Local y Nacional de educarlos en los principios espirituales relacionados con las contribuciones bahá'ís. El fracaso en educar a los amigos en este aspecto de la fe equivale a privarlos conscientemente de los beneficios espirituales que se derivan de dar en el camino de Dios.

'Universal House of Justice 

Los amigos ciertamente deben ser alentados e incluso instados a apoyar financieramente esto, así como otras instituciones nacionales de la Causa. Pero en ningún caso se les debe exigir hacerlo.

—Shoghi Effendi

 

El pasaje anterior revela que la responsabilidad de la Asamblea no es simplemente recordar a los creyentes que contribuyan al Fondo Bahá'í, sino educarlos sobre los "principios espirituales" de dar. Estos "principios espirituales" han sido discutidos en ediciones anteriores de The Roaring Fountain e incluyen la importancia de desarrollar la generosidad, aumentar nuestra capacidad de sacrificio, dar con un espíritu de devoción y servir activamente a la Causa, todo para que podamos abrir nuestros corazones A "confirmaciones de Dios, elevar nuestra dignidad y auto-respeto, y fortalecer nuestro progreso espiritual".

Shoghi Effendi, El Guardián de la Fe Bahá'í

Así como los creyentes luchan para llevar a cabo sus responsabilidades hacia el Fondo Bahá'í, también lo hacen los tesoreros de la Asamblea. Los creyentes deben conquistar sus temores y dar sacrificios, pero sin herir a sí mismos oa sus dependientes. Los tesoreros de la Asamblea, de igual modo, deben establecer un equilibrio. Deben conquistar sus miedos y educar a los creyentes, pero sin comprometerse, lo que podría dañar al Fondo ya la comunidad.

... me siento impulsado a recordarle la necesidad de tener en cuenta siempre el principio cardinal de que todas las contribuciones al Fondo deben ser de carácter puramente y estrictamente voluntario. Debe quedar claro y evidente para cada uno que cualquier forma de compulsión, aunque leve e indirecta, atañe al mismo principio fundamental que subyace a la formación del Fondo desde su creación.

Shoghi Effendi

En las comunidades donde falta la educación del Fondo, todos los amigos no participan, porque no son conscientes del principio espiritual de la participación regular y universal. Por lo tanto, la escasez de educación conduce a una participación desequilibrada: unos pocos creyentes aportan grandes sumas al Fondo Bahá'í y otros no participan en absoluto. El primer grupo florece generalmente en sus vidas personales, mientras que el último grupo flota. Para nuestro propio crecimiento espiritual, no debemos estar satisfechos con esto; La comunidad debe buscar la unidad en la participación universal.

La importancia de la contribución reside en el grado de sacrificio del dador, el espíritu de devoción con el que se hace la contribución y la unidad de los amigos en este servicio.

'La Casa Universal de Justicia

 

Una historia contada por Gloria Faizi acerca de una pequeña comunidad bahá'í en África me ayudó a entender el poder de la participación unificada y universal en el Fondo Bahá'í. Ella describió cómo, en una de las Fiestas de Diecinueve Días, el tesorero de la Asamblea presentó material educativo sobre el Fondo Bahá'í y explicó cómo la participación universal atraería las confirmaciones de Dios y la asistencia del Concourse on High. Su comunidad nunca había experimentado la plena participación en el Fondo Bahá'í, pero esa noche, todos, incluidos los niños, decidieron contribuir. Al final de la Fiesta, el tesorero abrió todos los sobres en una habitación separada y contó las contribuciones. Se habían recaudado un total de tres dólares y diez centavos.  

Los miembros más viejos de la comunidad estaban desalentados, seguros de que su comunidad no podría llevar a cabo eventos de proclamación con estos fondos limitados. Pero un joven de doce años declaró: "Si el Concourse on High dice que podemos proclamar la Fe con tres dólares y diez centavos, entonces significa que podemos hacerlo".

Antes de salir de la fiesta, la secretaria de la Asamblea compró un libro bahá'í, que leyó en su viaje en autobús a casa. La lluvia estaba cayendo. En una de las paradas, un hombre entró en el autobús, estaba empapado y se sentó a su lado. Después de algunas paradas, él le preguntó qué estaba leyendo, y ella explicó que era un libro bahá'í. Unas pocas paradas más tarde, preguntó por la Fe Bahá'í. El secretario empezó a hablarle de la Fe, y dijo lo afortunado que se sentía al tomar el autobús y aprender sobre la Fe Bahá'í; ¡Era la primera vez que había tomado el autobús en siete años!

 

El hombre era el editor de un conocido periódico. Cuando estaba a punto de bajarse del autobús, le preguntó si podía pedir prestado el libro y luego conocer a la comunidad bahá'í. La semana siguiente, el editor asignó un fotógrafo y un reportero a la comunidad, y el periódico publicó una serie de 14 artículos sobre la Fe Bahá'í. Al mismo tiempo, abrió su auditorio de la empresa a los bahá'ís para diversos eventos de proclamación, y usó sus contactos para organizar dos programas de radio y dos programas de televisión sobre la Fe Bahá'í. Tres dólares y diez centavos publicaron 14 artículos, dos programas de radio y dos programas de televisión sobre la Fe, un verdadero testimonio del poder de la educación y la unidad en la participación para atraer la ayuda y la confirmación divina.

 

Personalmente, cuando nuestro tesorero informa sobre cuánto pagamos por las facturas de electricidad y agua, no puedo sino imaginar que estoy contribuyendo a las facturas de servicios públicos, pero cuando lee los Escritos Bahá'ís sobre contribuciones generosas y sacrificiales, mi corazón y mi alma están Despertado por las fragancias de las Escrituras; Me siento inspirado a reflexionar profundamente; Y me recuerda mi singular privilegio espiritual de contribuir a la evolución de la humanidad. Tal vez por eso la Casa de Justicia ha hecho de la educación una "responsabilidad directa e inevitable" de cada Asamblea y advirtió contra "la falta de educación de los amigos en este aspecto de la Fe".

El fracaso en educar a los amigos en este aspecto de la fe equivale a privarlos conscientemente de los beneficios espirituales que se derivan de dar en el camino de Dios.

'La Casa Universal de Justicia

Puedo decir con convicción que ninguna Asamblea Espiritual desea ver a los creyentes privados de "los beneficios espirituales que se acumulan al dar en el camino de Dios". Por esta razón, las Asambleas deben tratar de eliminar las barreras que impiden a los tesoreros educar a sus amigos. Como un ex tesorero que luchó con mi "responsabilidad directa e inevitable", he utilizado este número de The Roaring Fountain para hablar de algunos de los obstáculos que enfrenté. Sin embargo, el lector debe tener en cuenta que mi comprensión de estos principios espirituales no siempre refleja la verdad que se encuentra en los escritos bahá'ís.  

Como se discutió al principio de este artículo, el desafío más difícil para un tesorero es el temor de cruzar la delgada línea entre la educación espiritual y la compulsión. El tesorero debe hacer un esfuerzo para controlar este temor, porque puede obstaculizar su capacidad para cumplir con su deber espiritual. Al concentrarse en evitar la compulsión, los tesoreros tienen dificultades para hablar abiertamente con la comunidad, tanto que a menudo prefiere no decir nada y sólo informar sobre los ingresos y los gastos. Esto priva a los amigos y la comunidad de los beneficios espirituales. Pero, ¿qué miedo puede tener un tesorero a la luz del marco elocuente de Shoghi Effendi para hacer llamamientos a los amigos? Ha dado cuatro principios sencillos: deben ser de "carácter general", "cuidadosamente redactados", "conmovedores" y "dignos de tono".

[...] los llamamientos de carácter general, cuidadosamente redactados y conmovedores y dignos de tono son bienvenidos en todas las circunstancias, [pero] debe quedar enteramente a la discreción de todo creyente conciente decidir sobre la naturaleza, la cantidad y el propósito de su Su contribución.

Shoghi Effendi 

Un tesorero que "cuidadosamente" sus llamamientos a la comunidad con amor, sinceridad y confianza en Dios seguramente será confirmado en su esfuerzo. Si bien educar a los amigos en el Fondo es la "responsabilidad directa e inevitable" de la Asamblea, no hay ningún requisito de que el tesorero sea la única persona que cumpla con este deber; La Asamblea Espiritual puede nombrar a otros individuos para actuar bajo su dirección. Las palabras de Shoghi Effendi y de la Casa de Justicia, expuestas en este número, pueden guiar a tales representantes en el cumplimiento de la responsabilidad de educar a los creyentes en el Fondo.

Un corolario de la obligación sagrada de los amigos de contribuir a los Fondos de la Fe es la responsabilidad directa e inevitable de cada Asamblea Local y Nacional de educarlos en los principios espirituales relacionados con las contribuciones bahá'ís. El fracaso en educar a los amigos en este aspecto de la fe equivale a privarlos conscientemente de los beneficios espirituales que se derivan de dar en el camino de Dios.

'La Casa Universal de Justicia

 

This site is administered by the National Spiritual Assembly of the Bahá'ís of Azerbaijan.  The material presented here was first published in 2001 through 2006.  For questions regarding this site kindly 

contact us at:  AzerbaycanBahaiIcmasi@gmail.com

© All rights reserved